Cómo tener un cabello sedoso

Aparentemente no parece ser difícil el saber cómo tener un cabello sedoso y brillante. Nuestro cabello está hecho de proteínas, por lo que con mantener una dieta saludable y una buena higiene ya serían actitudes suficientes para mantenerlo con un buen aspecto.

Sin embargo, decidimos crear este artículo para darte más información para que tus cabellos tengan un aspecto inmejorable y puedas sentirte orgullosa de ese que es uno de los puntos fuertes de la belleza femenina.

Cuidados básicos

Lávate el cabello con agua fría

Ducharse con agua fría aumenta la frecuencia cardíaca y flexiona los músculos, que se llenan de sangre. Lo mismo pasa con los órganos vitales. El resultado es que toda la circulación mejora.

No te laves el cabello todos los días

Si partimos de la premisa de que todo lo que se hace en exceso puede ser dañino, con nuestro pelo no será diferente.

Sabemos que lavarse el pelo es bueno para mantener la higiene del cuero cabelludo y, consecuentemente, la salud del cabello, pero lavarse ‘a diario’ puede resecar y provocar el efecto contrario, ya que la mayoría de los productos cosméticos como shampoos y acondicionadores contienen grandes cantidades de químicos que pueden afectar las fibras capilares.

Lo ideal es que descubras cual es la frecuencia adecuada para tí. A parte de eso, procura usar productos suaves sin sulfatos ni parabenos.

Usa un acondicionador

¿Cuál es tu tipo de pelo? ¿Graso, normal o seco? Es lo primero en lo que te tienes que fijar.

En cualquier caso tendrás que actuar acorde con tu tipo de pelo. Pelos grasos requieren de productos con menos grasa, menos cremosos, es lo que afirman los expertos de la famosa casa Schwarzkopf, del Grupo Henkel. Ya que un pelo seco necesitará que le aportes un poco más de grasa.

En las raíces del pelo encontramos las glándulas sebáceas que producen la grasa capilar, que es responsable engrasar nuestro pelo, protegiéndolo de la sequedad, y por lo tanto, de la rotura. Lo que ocurre es que a veces esa producción de grasa es excesiva, lo que provoca un aspecto de pelo descuidado.

Esta producción excesiva de grasa capilar puede estar relacionada a varios factores como por ejemplo el hereditario, una alimentación deficiente, disfunción hormonal, estación del año, estres, etc. En el peor de los casos, el exceso de grasa capilar puede ahogar la raíz, produciendo pérdida de pelo.

Ahora podemos hablar de qué acondicionador es el más indicado para ti. Si tu cabello es graso, procura optar por productos que se destaquen por ser “ligeros”, “voluminizadores”, “equilibrantes” o “fortificantes”.

Si por el contrario tu pelo es más bien seco, los productos que debes usar serán los que traigan etiquetas “hidratantes” o “humectantes”.

Tengo el cabello normal, ¿qué hago? Estás de suerte. Tus glándulas sebáceas producen una cantidad de grasa adecuada. Muchas veces, con usar acondicionador para cabellos normales, solamente en las puntas, ya será suficiente.

Cuando tu cabello esté mojado, usa un peine de dientes anchos

Cuando lavamos el pelo, la queratina, escamas que protegen el hilo capilar, se levanta, en consecuencia de la acción del agua. El pelo mojado entonces está menos protegido. Si lo cepillamos en este momento se quebrará más fácilmente. Lo mejor es que lo seques y lo cepilles solamente después de seco.

Puedes utilizar un cepillo de dientes muy anchos para desenredar en este momento, cuidando de empezar siempre por las puntas.

Con el cabello seco, usa cepillos o peines

Una vez esté seco, use un cepillo de cerdas para, suavemente, cepillar tu pelo. Los cepillos de cerda de jabalí son indicados para quien tiene pelo liso. Si tienes pelo rizado es mejor hacer uso de cepillos o peines con más espacio entre las cerdas o dientes.

Truco para la belleza de nuestro cabello: cuida tu alimentación

Nunca está de más recordar que somos lo que comemos. Cuida tu alimentación. Una alimentación saludable se refleja en la salud de nuestra cabellera. Frutas, verduras, frutos secos, yogures, pescado y mucha, mucha agua.

Corta tu pelo con regularidad

Si te da pena o pereza cortar el pelo con cierta regularidad, ten en cuenta que es bueno para tu pelo.

Cortar las puntas a cada seis u ocho semanas no va a evitar que el pelo se caiga, como se oye a menudo. Lo de la caída de pelos está más relacionada con procesos que ocurren en el cuero cabelludo.

Lo que sí hará es impedir que el pelo se resquebraje más, y que dejará débil. Unos ‘tijerazos’ de vez en cuando dejarán tu pelo más fuerte y permitirán un crecimiento más consistente.

Máscaras y tratamientos naturales

Para finalizar, te daremos aquí dos recetas de máscaras para el cabello, que complementarán el cuidado para que puedas tener cabellos sedosos y brillantes.

Receta de máscara de gelatina neutra

Las gelatinas contienen muchas proteínas y nutren el cuero cabelludo en profundidad. Su principal característica, sin embargo, es su textura, que la hace especialmente indicada ya que penetra el cabello.

Ingredientes:

  • 1 cucharada (sopera) de gelatina neutra (sin sabor) en polvo (equivalente a 20g).
  • 1 vaso de agua (200 ml).
  • 1 cucharada sopera de aloe vera (sábila), si quieres ampliar los efectos de la máscara.

Utensilios necesarios:

  • 1 olla pequeña.

Preparación de la receta:

  1. En una olla pequeña, coloque el agua en temperatura ambiente y vierta la gelatina en polvo. Revuelva bien hasta que se disuelva el polvo.
  2. Aplique durante 10 minutos sobre el cabello mojado.

Receta de máscara con vinagre de manzana

Como ya hemos visto en este artículo donde hablamos de la prevención de la caída del pelo con romero y vinagre de manzana, el vinagre de manzana deja el pelo brillante y sedoso, gracias, sobretodo, a su bajo pH, que oscila entre 2,5 y 3,5 que es inferior al pH natural del pelo (alrededor de 5,5). Es rico en nutrientes y promueve el cierre y fortalecimiento de la cutícula capilar, favoreciendo el brillo.

Ingredientes:

  • 1 cuchara (sopera) de Vinagre de sidra de manzana.
  • 1 cucharadita pequeña de glicerina.
  • 1 huevo batido.
  • 2 cucharadas de aceite de ricino.

Utensilios necesarios:

  • 1 recipiente para mezclar los ingredientes.

Preparación de la receta:

  1. En un recipiente mezcle bien el vinagre de sidra de manzana con la glicerina, hasta que la mezcla quede suave y homogénea.
  2. Añada el huevo batido.
  3. Por último, añada el aceite de ricino y mezcle bien.
  4. Aplique la máscara por todo el cabello y envuélvelo en una toalla.
  5. Deja la mezcla actuar por 2 horas.
Compartir

Deja un comentario