Cómo usar una plancha de pelo correctamente

Es bastante común que una mujer no esté contenta con el cabello que tiene. Si lo tiene liso, lo querrá rizado. Si lo tiene rizado u ondulado, hará lo que sea posible para tenerlos lisos.

En este artículo, concretamente veremos cómo usar una plancha de pelo para dejar los cabellos bien lisos con varios consejos para que te sientas segura a la hora de usar la plancha, y que tus cabellos se queden como tu quieres.

Elegir una buena plancha

El tamaño

No hay mucho secreto: Si tu cabello es corto, elige una plancha de pelo más pequeña. De esta forma, será más fácil de usar. Si tienes el cabello largo, usa una más grande.

Independientemente de como sea el tamaño de la plancha, la forma de cómo usar una plancha de pelo no varía demasiado.

Los materiales

Los mejores alisadores y no demasiado caros, son los cerámicos. El tacto es más suave y el calor se transmite de manera homogénea, evitando que el pelo se queme. Hay planchas que traen otros buenos materiales como la turmalina o el titanio.

La preparación del cabello

Antes de empezar, lava el pelo con tu shampoo habitual y sécalo bien. El cabello debe de estar seco (entre el 95% y 100%). Lo mejor es dejar que el cabello se seque solo para luego usar la plancha.

Una de las mejores maneras de cuidar tu cabello es usar una buena protección para el cabello. Existe una amplia variedad de productos que protegen el cabello del calor. Solo tienes que elegir uno que se adapte a sus necesidades.

Los protectores térmicos poseen agentes hidratantes que ofrecen una protección contra el calor mientras previene las roturas indeseadas. Se deben rociar sobre el pelo húmedo y peinar. Luego se seca, antes de utilizar la plancha.

Con el pelo seco, cepíllalo bien. Es muy importante desenredar bien el pelo. Deshaz todos los nudos, porque estos nudos pueden echar a perder el trabajo.

Cómo usar la plancha de pelo correctamente

Selecciona la temperatura con la que vas a trabajar con la plancha. La temperatura ideal para que obtenga un resultado perfecto debe ser entre 170ºC y 190ºC.

Separa tu cabello en mechones. Recuerda que cuanto menos pelo cojas en los mechones, mejor será el resultado final.

Comience alisando los mechones del cuello, luego de los laterales y, finalmente los que vienen de la parte superior de la cabeza.

Como verás, el movimiento que se tiene que hacer es fácil y rapidamente cogerás el truquillo. Tome una mecha, coloca siempre la placa inferior primero contra la mecha, luego cierre la plancha.

No es necesario que la plancha se quede muy próxima al cuero cabelludo. Corremos el riesgo de quemarnos y perderemos volumen. Es aconsejable dejar 5 cm entre la raíz y la plancha. Luego, deslice lentamente hacia las puntas.

Nunca pase la plancha sobre la misma mecha dos veces. Si no te gusta el resultado final, retírela y vuelve a comenzar una vez que se haya enfriado el pelo. Si la temperatura es correcta, solo una pasada será suficiente, aunque en algunas ocasiones un cabello más duro a veces necesitará un segunda pasada.

Compartir

Deja un comentario